​El arte de defender lo indefendible (II) Los Toros

​El arte de defender lo indefendible (II) Los Toros

By James Milton Tillman

Al igual que con el foie, me sucede con la fiesta nacional. Sentimientos encontrados sacuden mi pobre cerebro, pero una vez que eres perceptivamente crítico, te das cuenta de que hay algo en la fiesta de los toros que es malvado. Vaya por delante que  he asistido a unas cuantas corridas de toros, y que mi posición en la actualidad choca con  mi pasado como  espectador taurino. Qué duda cabe que los defensores de las corridas de toros tienen razones para escudar su postura, pero estas se pueden desmontar una a una con la facilidad de un niño desarmando un juguete. Habitualmente se argumenta que el toro de lidia es una especie que no existiría si no hubiera corridas de toros, esta es una conclusión tan pobre, como decir que no existirían los osos o los elefantes si no hubiera circos. Otro razonamiento es el atribuir la condición de arte a todo el procedimiento hasta dar muerte al toro. Aquí me tengo que rendir ante la evidencia, todos los elementos que conforman la liturgia del toreo son de una belleza y plasticidad artística inigualables, en el que la estética adquiere dimensiones difícilmente alcanzables en otras artes. No cabe duda que la emoción está en el ambiente de cualquier corrida de toros, que la técnica y la disciplina desarrollada durante siglos es de una complejidad tal que han sabido imprimir un carácter de escuela y que el apoyo general por parte de diferentes agentes sociales le ha dado un atributo de solemnidad al asunto, pero que pueda morir probablemente un ser humano haciendo arte, o que mueran varios animales de orden superior tras ser torturados en los sucesivos lances orquestados por la tradición, animados por la música y ovacionados por los instintos de otros humanos, es para mirárselo. Lo malvado de todo este asunto es la participación del  sistema límbico, no ya del torero, sino del toro “El toro, es un animal mamífero con un sistema muy próximo al de la especie humana, lo que significa que compartimos muchos aspectos de nuestro sistema neurológico y emotivo”. (AVAT)

​El ser humano tiene un conjunto de estructuras que se denominan sistema límbico y que son fundamentales en la formación y control de emociones. El tálamo, hipotálamo, hipocampo y amígdala son sus principales componentes. Pues bien, el toro también las posee, y si las posee porque la evolución se las ha otorgado, es porque las utiliza de una manera similar a la que lo hacemos nosotros. De lo que es fácilmente deducible que el toro sufre enormemente, con un dolor muy intenso y agota sus respuestas orgánicas ante el castigo que es sometido. Por otra lado nuestra sociedad cae en el ridículo cuando exige a un albañil, so pena de multa, colocarse un casco para trabajar, al igual que a un motorista o ciclista,  y a un torero con todo su equipo le permite enfrentarse a un toro de 550 Kg de peso con dos cuernos ambos del tamaño de la Tizona del Cid, sin protección alguna.

​Así que de nuevo el sufrimiento de otros conforman el divertimento nuestro, y hay algo dentro de mí que me dice que eso no está bien. Saco de nuevo mi maltrecha balanza de éticas problemáticas y esta se inclina otra vez hacia un no a las corridas de toros.

​Pero otro de los argumentos que se emplea para justificar las corridas de toros, es que el enfrentamiento entre toro y torero es justo. Aparece aquí de nuevo el concepto de mundo justo y su utilización para justificar una brutalidad.

​Salvaje es enfrentar en el siglo XXI a un ser humano con un toro, convenciendo al torero de que lo que hace es un arte y otorgándole cualidades como valentía, fuerza, coraje y hombría, a través de no se sabe muy bien que mecanismo psicológico inducido en la mente de unos muchachos que magnifican y elevan a nivel de semidioses un oficio adornado con una estética impecable y consolidado en una escuela taurina con pretensiones de permanecer en una sociedad que cada vez es más sensible al padecimiento gratuito. ​

(AVAT) (http://www.avat.org.es)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s