Todos somos iguales. Ante la ley. Discriminación positiva.

By James Milton Tillman

(Leyenda Rusa)

Pete vivía en un barrio humilde del condado de Shelby en Memphis cuando se presentó a unas oposiciones de reclutamiento para la central de inteligencia americana, en el año 1964. En las primeras pruebas destacó por sus habilidades físicas, y todos los test que le hicieron midiendo su cociente intelectual superaron con creces la media. Rápidamente fue integrado en la segunda fase de reclutamiento y tuvo que trasladarse a Langley en Virginia, donde se sometió a una formación de carácter militar, que consistía en duros entrenamientos físicos y psicológicos, así como toda clase de exámenes de capacitación, habilidad, destreza, manejo de armas y explosivos. Pete se sentía como pez en el agua, realmente había nacido para ese oficio. Su destreza para aprender idiomas le situó en los niveles más altos de la organización.

Cuando solicitaron voluntarios para una misión en Rusia, Pete no lo dudó y fue el primero en rellenar la petición.

Junto a él había ocho candidatos, todos “número uno” en sus respectivas promociones.

Como la misión era en Rusia, les enseñaron a hablar en ruso, a pensar en ruso, a soñar en ruso. En esta primera fase, solo quedaron cuatro, incluido Pete.

La segunda fase consistió en convertirlos en auténticos rusos. Así que comían como rusos, bebían como rusos, se divertían como rusos. Les cambiaron el nombre y les bautizaron en ruso.

Al final solo quedaban dos candidatos, entre los que se encontraba Pete. Los dos estaban preparados para la misión pero sólo uno podía acceder. Así que la última prueba a sobre cerrado y sin nombres, decidió que sería Pete el elegido.

Cuando le lanzaron en paracaídas sobre Rusia, el tiempo no era muy apacible, y el piloto no se sabe si por un error de instrumentos o un error humano se había desviado del objetivo varios kilómetros.

El caso es que, cuando Pete tomo tierra, enseguida ocultó su paracaídas y con la destreza que le caracterizaba rápidamente se situó y localizó una cabaña solitaria y humeante en medio de la estepa siberiana. Acercándose hasta la puerta llamó, y una viejecita casi ciega, y medio sorda, le abrió la puerta. Entonces, Pete en su perfecto ruso dijo:

– Спокойной ночи, миссис, (buenas noches señora).

La abuela levantando de lado su cabeza, observó por dos segundos a Pete, que ahora se llamaba Ivanov, y le dijo:

– ¿Usted es americano? ¿No?

Pete sorprendido de que tras pronunciar tres palabras una vieja nonagenaria le hubiera descubierto, no le quedó más remedio que preguntar ¿Cómo lo ha sabido?

– Mire joven, hay pocos negros por la zona.

La Ley de Derechos Civiles de 1964, Ley del Congreso 88-352, 78 de Estados Unidos, promulgada 02 de julio 1964 fue una legislación que prohibió la aplicación desigual de los requisitos de registro de votantes y la segregación racial en las escuelas, en el lugar de trabajo e instalaciones que sirvan al público en general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s