La conjura de los necios

By James Milton Tillman

Es Ignatius Reilly un personaje que no deja indiferente a quien se acerca a él. El autor de “La conjura de los necios” John Kennedy Tool, traza magistralmente con su pluma unos caracteres universales inequívocos. A algunos les puede parecer un ser egoísta, cruel con una moral medieval, y a otros les puede despertar sentimientos de tristeza, o ternura. Hay quien ve miedo en su manera de enfrentarse a la vida y otros un vengador social que enarbola las causas perdidas de los descamisados del mundo.

Para entender la obra, tal vez sea necesario conocer al autor. John Kennedy proyecta sus propias vivencias en Ignatius, llegando a tal punto que al final de su vida, antes de suicidarse, actuaba como él. La historia tiene una vis cómica, que es la mejor manera de meterse con el personal. Al bufón siempre se le permite la burla. Una crítica feroz de todo y hacia todos, convierten la obra en una guía de viaje de la Louisiana de los años 60 y por ende de casi toda la sociedad americana.

Las lecturas del libro alcanzan dimensiones infinitas, tantas como lectores. Es una obra magistral en la que siempre hay un momento, cuando no de identificación, al menos de complicidad hacia unos personajes que cautivan.

Junto a él, aparecen un policía obligado a disfrazarse con las prendas más inverosímiles, una madre con una deuda que la aboca a un matrimonio sexagenario, un viejo que ve comunistas por todos los lados, una vecina chismosa, un negro que trabaja por debajo del salario mínimo para no ir a la cárcel, un propietario de una fábrica con su mujer, herederos de un negocio que detestan, y la inefable Trixie una empleada octogenaria que desea jubilarse y que no lo consigue al ser víctima de una caridad mal entendida. Como contrapunto a Ignatius una mujer, Minkoff, (el nombre suena a Mein Kampf) a la que desea superar a cualquier precio. Un hilo conductor de la trama que no es otro que el propio Ignatius y las situaciones catastróficas que provoca con sus descabelladas ideas, y que paradójicamente mejoran la vida a todo el mundo que le rodea.

En fin una obra de arte, muy pensada, muy bien escrita que en su día abrió los ojos a muchos escritores y que todo el mundo debería leer. Lástima que su autor pusiera fin a su vida tan prematuramente, estoy seguro de que, si no lo hubiera hecho, nos habría regalado una saga de un personaje que a pesar de todo es entrañable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s