Anchoas caseras

En esta entrada veremos como se pueden elaborar unas deliciosas anchoas caseras.

entrada a la plaza

Primero tenemos que comprar las anchoas. Yo siempre voy a la plaza de la Esperanza, por la entrada de la calle de la Enseñanza, al lado del afilador.

La Chata

Nada más entrar está la Chata, sin duda uno de los mejores puestos de la plaza, donde te atienden con la delicadeza y la atención de quién conoce su oficio.

la chata mostrador

Aquí vemos el mostrador, que lo dice todo. Y ahí se encuentran nuestras anchoas en sal esperando por nosotros.

paquete anchoas

Nos las llevamos a casa y con cuidado, abrimos el paquete. No hace falta que preparemos todas, sólo las que vamos a comer.(Sabio consejo de la Chata).

verter anchoas

Vamos a verter las anchoas en un recipiente lo suficientemente grande como para cubrirlas de agua. Las tendremos a remojo un par de horas, con el fin de quitarles el exceso de sal que las ha llevado a ese estado. Es conveniente cambiar un par de veces el agua SIEMPRE FRÍA.

cubrir con agua

Se cubren bien con agua y ya sabéis 2 Horas, 2 cambios de agua. Si hace mucho calor mejor las guardáis en el frigorífico.

Escurridas

Una vez escurridas tienen este aspecto.

cortar cola

Ahora cortamos la cola.

recortar tripa

Luego recortamos el borde de la tripa, lo mínimo posible.

recorte espinas cabeza

Recortamos espinas en la zona de la cabeza.

estropajo corte

Cortamos un trozo de estropajo para poder trabajar mejor.

llimpiar lomos

Se limpian los lomos, en ambos lados, con cuidado, sin apretar mucho.

espina

Se separan los lomos y se retira la espina, también con mucho cuidado.

colocar

Se van colocando con paciencia, en un trapo seco y limpio. De medio kilo salen unos cincuenta lomos.

cubrir

Se cubren con otro trapo para secarlas bien.

ajo picado en laminas

Se pica ajo en láminas.

emplatar

Se van colocando en un plato y añadiendo ajo y un poco de perejil.

final

Al final se cubren con aceite y Voilá. Este es el resultado.

La próxima receta como hacer pan casero para acompañar estas delicias maravillosas.

Consejo: Hacerlo en cadena, primero todos los cortes, luego limpieza de lomos, separación de espina y secado. Ahorras tiempo.

Animaros que no es difícil y el resultado vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s