Cómplices

He de confesar, que hace muchos años que la televisión dejó de tener relevancia en mi vida, y con la llegada de internet, mis fuentes de información han variado en gran medida. Eso si, cuando estoy comiendo, en contra de lo que siempre he defendido, veo la tele, la ruleta de la fortuna y espero a que Arguiñano cuente su chiste, y hasta ahí es todo mi contacto con ella. Pero que no vea la televisión no significa que no esté al tanto de lo que sucede en ella, y acaba de saltar la información de que las productoras televisivas van a hacer caja (ya lo están haciendo) con el asesino de las niñas de Alcácer (entre otros). Cualquiera que tenga dos pequeñísimos dedos de frente piensa que la ética en dichas productoras, brilla por su ausencia, y que a la hora de hacer negocio no importa con quien ni a costa de quien. Pero si hay algo claro en este mundo que vivimos es que si alguien es capaz de vender algo no se debe a otra cosa que a la disposición de otro a comprarlo. Ya no planteo que las empresas que se anuncian en esos programas retiren su publicidad, o que haya leyes que impidan a un asesino publicitarse, simplemente hagamos un sencillo gesto que sólo requiere el suave movimiento del dedo gordo en nuestro mando a distancia, y cambiemos de canal. Viendo o escuchando las desventuras de ese impresentable nos hacemos, en cierta manera, cómplices de su crimen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s