Se quieren apropiar de La Mezquita de Córdoba

 El Banco Vaticano hasta el año 2010 permitía abrir cuentas a nombre de santos y beatos, es decir te presentabas en la ventanilla con 23 millones de euros y le decías al cajero, vengo a abrir una cuenta a nombre de San Alpinio de Castelsarrazin, y este sin ningún escrúpulo, sin ninguna comprobación, trincaba la pasta y te hacía disponente de la cuenta del santo. Ríete tú de los suizos. Ahora sé porqué Marcial Maciel estaba empeñado en beatificar a su madre. Me pregunto cuánto del dinero que Marcial (legionarios de Cristo) recaudó, acabó en las arcas del Vaticano, puede que nunca lo sepamos. Debido a la poca transparencia en las cuentas de la Iglesia, es muy complicado conocer los datos exactos de sus finanzas, pero es más que probable que posea la segunda reserva de oro más grande del planeta, enormes reservas financieras invertidas en Wall Street, además de inmobiliarias, empresas en sectores como el plástico, electrónica, acero, cemento, textiles, química, alimentación, construcción, televisión y radio, alquitrán, hierro, destilerías y agua potable. En cuanto a posesión de tierras, cientos de miles de hectáreas en Alemania, Italia, España y Portugal, Argentina, Inglaterra y EE.UU. El Vaticano “es el mayor poseedor de inmuebles del mundo, por ejemplo un cuarto de la ciudad de Roma pertenece al Vaticano, aunque últimas investigaciones lo suben a un tercio. Obtenidas estas riquezas a través de la historia por, especulación, diezmo, corrupción, herencias fraudulentas, venta de títulos, venta de indulgencias, metros cuadrados en el cielo, guerras en forma de Cruzadas, limosnas, simonía, esclavismo, prostitución, subvenciones del estado.

    “Diario El País (11/07/2011): la Iglesia española ha estado poniendo a su nombre diversas propiedades calladamente, sin que nadie percibiera sus movimientos. Alcaldes y particulares los han descubierto con sorpresa y luchan por devolver al pueblo el patrimonio cultural e inmobiliario que consideran “robado” y “expoliado” por la Iglesia. Desde 1998 la Iglesia puede inscribir propiedades a su nombre, lo que administrativamente se conoce como inmatricular. En Navarra, las inmatriculaciones han arrasado el territorio: cientos de templos parroquiales, ermitas, basílicas -y sus pertenencias-, casas, almacenes y hasta cementerios, garajes o frontones, figuran a nombre de la diócesis.”

 No contentos con esto, el obispado de Córdoba ha puesto a su nombre la Mezquita de Córdoba, (recuerdo que es patrimonio de la humanidad). Solo el año pasado la mezquita recaudó 13 millones de euros en concepto de visitas (veis por dónde van los tiros ¿no?). El obispado le ha cambiado hasta el nombre y la denomina “Catedral de Córdoba”. Los mismos cordobeses señalan “Las rutas guiadas nocturnas, financiadas con dinero público, son auténticas catequesis amenizadas con música gregoriana” Toda la gestión la lleva el obispado, que no paga IVA, ni IBI.

¿Podemos hacer algo para impedirlo?

SI    pincha aquí      http://chn.ge/1fBi1wx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s