Con mi culo hago lo que quiero

Todos los bien pensantes nos hemos echado las manos a la cabeza cuando el bruto del presidente de Nigeria, coreado por gran parte de la población, ha anunciado que a los homosexuales les va a meter en la trena quince años, eso si no les aplican la Sharia (ley musulmana) y no les lapidan. Recordemos que la mitad de la población es cristiana y la otra mitad musulmana. Pero en el mundo en el que vivimos predomina esa idea de superioridad blanca en la que mucha gente piensa que es normal que eso pase allí porque “son negros”.

Pero hete aquí que unos que no son tan negros (Putin & Co.) sino todo lo contrario “muy blancos” son capaces de permitir en su país, mediante la impunidad, que los homosexuales y las homosexualas (que diría Bibiana Aído) sean perseguidos, torturados y muertos. Pero bueno eso es normal porque “son rusos”, y con los rusos, ya se sabe, pocas bromas.

Entre negros y blancos nos vamos al país de la libertad, Estados Unidos de América (obsérvese que no he utilizado acrónimos ni siglas, para darle más gravedad) y nos sale la mandamás de Arizona (otra bruta), con su parlamento, aprobando una ley que permite a los empresarios acogerse a sus creencias religiosas para negar servicios a los homosexuales y homosexualas. ¡En Estados Unidos de América! Señoras y señores (ahora sí Bibiana).

Todos estos iluminados celestiales empiezan por los homosexuales y terminan por los zurdos, pasando por los cojos. Como en Arizona les dejen aplicar la Biblia la emprenderán de nuevo con los negros y los judíos.

Así que como en el club de los poetas muertos, me subo encima de la mesa y grito ¡Oh capitán mi capitán!

Si yo fuera capaz de fundar una sociedad no tendría como lema “non plus ultra” “tanto monta” o “in god we trust”, utilizaría “con mi culo hago lo que quiero”.

2 pensamientos en “Con mi culo hago lo que quiero

  1. Y con nuestra vida entera. Pero ahí están es@s jefes, empresari@s, etc para obstaculizar nuestra maternidad, y es@s polític@s para impedirnos negarla a última/primera hora, y esas discotecas y clubes para prohibirte entrar por tu aspecto, y esos grupos de amigos para aceptarte porque tragas con sus pensamientos empaquetados, y tantas otras cosas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s