Cómo no hay que embalsamar a un Papa

Pío XII fue un ferviente anticomunista, y famoso por sus concordatos con diferentes gobiernos fascistas, en todo caso una figura muy controvertida, que ha provocado y sin duda provocará ríos de tinta en las futuras generaciones, tanto en sus seguidores, apologístas o detractores.

     A su vez, él mismo sin quererlo se convirtió en la prueba de que la realidad supera la ficción. Murió el 9 de octubre de 1958, y dejó dicho a sus más allegados que no quería que le extrajeran los órganos internos para momificarle. Así que su médico, el doctor Ricardo Galeazzi-Lisi, mandó llamar al doctor Oreste Nuzzi. Los dos dieron una rueda de prensa, que en España fue publicada en el diario ABC el domingo 12 de octubre de 1958, en la que manifestaban que el método de embalsamamiento que se iba a realizar en el cuerpo del Santo Padre iba a permitir “que se conservara en un estado natural de frescura y blandura indefinidamente”. Al parecer el Dr. Oreste había rescatado la técnica realizada a Jesucristo, tras años de estudios, y por fin se la iban a aplicar a un Papa. El procedimiento, según explicaba el propio doctor, estaba basado en la osmosis de una serie de perfumes y líquidos aromáticos que eran absorbidos por la piel, lo cual permitía no hacer incisiones en el cadáver ni utilizar inyecciones.

     Cada vez que se aplicaban los perfumes y líquidos, el augusto cuerpo era envuelto en una bolsa de celofán, para que absorbiera mejor los vapores aromáticos. Ambos doctores trabajaron durante dos días. En ese tiempo una ola de calor azotó el otoño de Castel Gandolfo y el ambiente se hizo insoportable. Los guardias suizos que velaban al pontífice, resistieron estoicamente un hedor nauseabundo que invadía toda la habitación, algunos enfermaron, así que decidieron relevarse en períodos cortos de tiempo. El rostro de su santidad se volvió gris y líquidos negros comenzaron a brotar de los orificios de la cara, sobre todo de la boca. El once de octubre por la tarde el cuerpo al fin fue trasladado, en una caja de ciprés, desde Castel Gandolfo al Vaticano, para exponerlo en San Pedro. Por el camino cuando la carroza hizo un alto en la Basílica Laterana para el primer rito funerario, una explosión se oyó proveniente del féretro, los gases de la fermentación producidos en el tórax del pontífice habían hecho estallar el ataúd, provocando su apertura. Con rapidez, el olor se expandió por los alrededores y tuvieron que arrear a los caballos de la carroza, acelerando el acto y reduciéndolo a su mínima expresión. Cuando llegaron a la Basílica, se encerraron en ella y se quedaron los dos médicos intentando disimular el avanzado estado de descomposición del Papa; la nariz se le había caído y los músculos de la cara se habían retraído, dejando a la vista unos dientes que le daban un aire como de hiena sonriente.

     Después de estar toda la noche trabajando, por la mañana abrieron las puertas y el pontífice quedo expuesto a sus fieles sobre un pedestal de dos metros de alto para impedir su visión directa. A lo largo del día el olor fue insoportable y su rostro cambió de tono, pasando de un gris ceniza a un verde oliva. Ante la gravedad de la situación, resolvieron llamar a auténticos especialistas en momificación y estos decidieron que no había remedio, así que determinaron colocarle una máscara de su rostro elaborada en cera. Cerraron el ataúd, y lo metieron dentro de uno más grande fabricado en plomo y lo sellaron. Lo bajaron a las grutas subterráneas de la Basílica de San Pedro y lo enterraron. Hasta hoy.

 

pio XII

Pio XII en su lecho de muerte, fotos tomadas por su médico particular y vendidas a Paris Match

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s