El cilicio del juez

En una España del siglo XXI, donde el ministro del interior pertenece a la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei, se concede a la Virgen María la medalla de oro al mérito policial y donde miles de personas se disponen todos los años a asaltar una verja para sacar una figura que representa a la madre de Dios, el que sea nombrado nuevo magistrado del Tribunal Supremo (D. José Luis Requero) alguien que equipara las bodas gais a la zoofilia y que aquí no pase nada, no debería sorprendernos demasiado.

Siempre nos quejamos del comportamiento de los americanos del norte, que si están armados, que si comen muchas hamburguesas, que invaden países, todo eso puede que sea cierto pero a la hora de atajar los extremismos y las expresiones fundamentalistas también son los primeros.

Los comentarios racistas, a Donald Sterling le han salido caros, le han expulsado de por vida de la NBA y además le ha caído un puro de dos millones y medio de dólares. Y eso que no tiene ningún cargo público, y sus declaraciones comparadas con las del juez parecen jaculatorias de un seminarista novato.

Al magistrado todo esto se la trae al pairo, lo tiene fácil, con que apriete un poco más el cilicio, problema resuelto.

En fin parafraseando al santo Monseñor Escrivá de Balaguer, no puedo pararme a tirar piedras a los perros que me ladran por el camino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s