Las comparaciones son odiosas. Felipe VI y Amadeo de Saboya.

La muerte sin sucesión de Carlos II (el hechizado), propició el cambio de rumbo en la monarquía española, entrando los Borbones a reinar España hasta hoy. Detrás de Carlos II llegó Felipe V, y con él vino la guerra de sucesión que ganó, favoreciendo su estadía en el trono por 45 años y tres días, un período interrumpido solo por el breve reinado de su hijo Luis I que murió de viruela. Tras la muerte de Felipe V le sucedió su otro hijo Fernando VI que como no tuvo descendencia, tuvieron que llamar a un medio hermano Borbón llamado Carlos III para que ocupase el trono. Dicen las crónicas que este lo hizo muy bien y tuvo un hijo con María Amalia de Sajonia a quien le nombrarían Carlos IV, quien a su vez tuvo la mala idea de engendrar a Fernando VII (el rey felón) que fue rey de España durante veinticuatro horribles años salvo tres  y medio que estuvo José Bonaparte. Fernando VII cambió las leyes para que su hija Isabel II pudiera reinar, y se armó la marimorena, ya que algunos no quisieron acatarla. Pasado el mal trago y asentada de nuevo la monarquía borbónica, aunque cediendo bastante poder al parlamento, y por eso de que de casta le viene al galgo, Isabel quería más poder, llegando incluso a postularse para presidente. La reina Isabel, no pudo acabar su reinado y se exilió en París, muriendo a los 73 años, no sin antes abdicar en su hijo, quien fuera más tarde Alfonso XII. Pero antes de que esto sucediera, el parlamento español nombró un rey que encajara en la España de monarquía constitucional y lo encontraron en la figura de Amadeo de Saboya, que fue a la sazón el primer rey elegido por un parlamento en España. Las votaciones de los diputados fueron las siguientes:

191 a favor de Amadeo

60 a favor de la República

27 por el duque de Montpensier

8 por el general Espartero

2 por la República unitaria

2 por Alfonso de Borbón (Alfonso XII)

1 por una República indefinida

1 por la duquesa de Montpensier (hermana de Isabel II)

19 votos en blanco

Amadeo duró como rey dos años y tres meses, nadie le quería, renunció a la corona e igual que vino se fue, y se instauró la 1ª República.

144 años después, se va a votar en el Congreso de los diputados la aceptación de la abdicación de Juan Carlos I  y como consecuencia, en caso de ratificación aplicando la Constitución, al nuevo rey de España Felipe VI, ¿Qué pasará?  “Chi lo sa?” que dicen los italianos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s