Los extraterrestres de Morille

     Morille es un municipio de la comarca del “Campo de Salamanca” a escasos veinte kilómetros de la capital. Cuenta con unos 260 habitantes, y es uno de esos pueblos a los que “hay que ir”, nunca se pasa por allí. No es un pueblo bonito en el sentido estricto de la palabra, pero esa falta de belleza estética es una trampa que encierra una de las localidades más interesantes, no sólo de España, me atrevería a decir que de Europa. (Tened presente en todo este artículo la población de Morille).
¿Pero qué hace interesante a esta minúscula localidad? ¿Qué sucesos ocurren en sus calles para que valga la pena ir a mediados de julio, año tras año?
La respuesta es sencilla, sus gentes, sus habitantes. Los morillejos no son de este mundo, es muy posible que una nave espacial averiada aterrizara de urgencia en alguna parte del campo y al no poder regresar a su planeta abducieran a los antiguos habitantes, y a través de vainas y mutaciones replicaran a cada uno de ellos, guardando los cuerpos debajo de sus camas, que me atrevo a decir es donde se encuentran los humanos que un día poblaron esa tierra.
El capitán de la nave espacial, enseguida tomó el mando del pueblo y se hizo, como no podía ser de otra manera, del cuerpo del alcalde Manuel Ambrosio (nótese que no ha envejecido en los últimos doce años, salvo la pérdida de la coleta para disimular), y junto a un grupo de leales colaboradores se pusieron manos a la obra, y comenzaron a desarrollar uno de los eventos culturales más auténticos, genuinos, directos y naturales del panorama artístico de la península. El PAN.
Una serie de personajes ilustres, que aportan con su ejemplar dedicación lo mejor de si mismos al pueblo, pululan en un ambiente de poesía, arte y creatividad que se produce gracias a la dirección del alcalde y la voluntad de los participantes.
En Morille hay muchas cosas que no hay en otras partes.
Un cementerio del Arte, en donde los artistas crean sus obras y las entierran bajo su lápida. Fernando Arrabal, Vicente del Bosque, Germán Coppini o el V virrey de Sicilia, han dejado su huella en lo que hoy es un cementerio consolidado.
Un Anfiteatro que se usa como Poetódromo, en donde el pueblo acude a recitar sus poesías.
Un albergue municipal para peregrinos, que acoge a todos los que realizan el camino de la plata o se dirigen a alguna parte.
Una Tenada (cobertizo), en donde se celebran los actos culturales o de cualquier otra índole.
Un centro cultural llamado CEVMO, que se ha convertido en el centro y promoción de estudios sobre la Vía de la Plata y del viaje.
Un Museo del comercio y la industria, dirigido por Jorge San Román y encargado de honrar la memoria de su padre el insigne Jaime San Román.
La asociación cultural el Zurguén que se ocupa de promover, fomentar y desarrollar la cultura en Morille.
Un coro municipal.
Un grupo de teatro.
Un consultorio médico.
Un servicio de megafonía para anunciar acontecimientos importantes.
Un centro de servicios sociales.
Este año con la celebración del PAN número XII, se han confirmado mis sospechas, y la verdadera naturaleza extraterrestre del alcalde ha salido a flote no lo han podido evitar y se han descubierto.

 IMG_2071

 

Ya decía yo que esto no era normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s