El miedo es libre

Esta entrada no va de vacunas, yo estoy a favor de las vacunas, esta entrada va de miedo. Básicamente este tipo de miedo que desarrollamos ante una situación mediática como la del Ébola se fundamenta en el desconocimiento, y el desconocimiento no es otra cosa que ignorancia  y esta es el pilar fundamental para la charlatanería y el acojone del personal que habla de oídas. La probabilidad de que una enfermedad del tipo ébola cause estragos en una sociedad tan bien estructurada sanitariamente como la nuestra es tan alta como que una hormiga te muerda un dedo y te mueras de infección.

Las enfermedades acompañan al ser humano desde su nacimiento, hay más número de bacterias en nuestro organismo que células humanas, lo que ocurre es que tenemos un pacto con algunas de ellas que nos defienden de las malas.

Los virus son otra cosa, de entrada son la entidad biológica más abundante, y al igual que los seres vivos de este planeta quieren estar presentes y reproducirse para lo que utilizan a quién se le ponga por delante (de momento se desconoce algún pacto con ellos). No todos los virus producen enfermedades en el ser humano y la forma de transmisión no es para todos igual. Si bien la mayoría de los virus causan el colapso de las células donde se hospedan. En concreto el virus del ébola se transmite por contacto directo, similar al VIH.

¿Por qué hay que desarrollar una vacuna contra el ébola?

Imaginad que podría hacer ese virus en una sociedad desesctruturada sanitariamente, sin capacidad de reacción, acabaría con gran parte de la población en muy poco tiempo. Por otra parte hay virus que están haciendo estragos incluso con vacuna por ejemplo la gripe o la polio o la tuberculosis (hablamos de millones de muertos al año). Es muy posible y más que probable que mueran más españoles en un coche que de ébola, pero ahora es lo que toca, el otro día fueron las vacas locas, luego la gripe porcina y después la aviar, mientras tanto alguien trinca la pasta cuando el personal mira hacia otro lado.

El miedo es libre y anida en las mentes sin información.

Estos son mis principios, si no os gustan, ya sabéis, tengo otros.

http://www.rtve.es/noticias/20140806/ebola-como-se-transmite-tan-letal/988600.shtml

Fortalezas medievales en el siglo XXI

    A nuestro chufletero ideológico Jean- Marie le Pen, le ha salido competencia al otro lado del charco y esta vez encarnada en una mujer escritora y abogada llamada Ann Coulter. Esta señora plantea que sería conveniente que EE.UU. bombardeara México imitando al tristemente ínclito Netanyahu en sus ataques a Gaza, y así controlar la invasión que está sufriendo Estados Unidos. Esta mentalidad ultraconservadora de tipo fortaleza medieval está muy extendida no solo en Europa y América, sino en el mundo en general. Una de las acepciones que posee la palabra humanidad es la de sensibilidad, compasión y bondad hacia los semejantes, y al parecer toda esta gente que quiere defender los logros sociales en sus sociedades a cañonazos, a pesar de pertenecer a grupos religiosos que enarbolan la bandera humanitaria en sus doctrinas, se la trae al pairo todo el asunto de la empatía y la ayuda a los demás. Claro que esta misma señora ha tildado de idiota al médico estadounidense que contrajo el ébola ayudando a las pobres gentes que el único patrimonio que poseen en este mundo es un virus maldito. Como ves amigo Le Pen vas sentando cátedra y pronto tendrás tu propia universidad. Algún día nos daremos cuenta de que la única manera de acabar con la emigración ilegal no son las balas y las vallas sino la solidaridad. En fin c´est la vie que dicen los franceses.

El Ébola: el Pisuerga pasa por Valladolid

     Jean Marie le Pen, nos tiene habituados a sus perlas lingüísticas, y ya dijo en su momento que el Ébola podría solucionar el problema migratorio en tres meses. Algunos sonreímos a lo que parecían las declaraciones de un bufón xenófobo y de quien se espera que haga exactamente lo que hace. Pero hete aquí, que alguien (no me acuséis de conspiranoico), seguramente de la casta política, le ha gustado la idea y aprovechando el miedo que produce en la población el virus maldito (solo hay que ver algunas imágenes de los infectados,*no lo aconsejo) va a orientar a la población europea en general y española en particular para introducir en sus cabecitas la idea de que los negros no traen nada bueno de África y que hay que protegerse con mas vehemencia. Si a esto le añadimos el hecho de que no hay cura para esta plaga, los tintes dramáticos de este culebrón nos arrojarán a posturas radicales, en las que la protección de nuestros hijos nos haga levantar muros insalvables para el tercer mundo.

Veamos algunos datos:

El brote  de ébola en cuatro naciones de África Occidental –Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria– ha enfermado a más de 1603 personas y al menos 887 han muerto desde marzo.

Cada año, mueren en el mundo 1,7 millones de personas víctimas de la tuberculosis (de las que el 95% vive en países pobres). La malaria provoca también cerca de un millón de muertes al año (podéis calcular cuantas son al día, y tened en cuenta que para la tuberculosis sí hay vacuna).

Las  enfermedades cardiovasculares causaron casi 17,5 millones de muertes en 2012; es decir, 3 de cada 10. De estas, 7,4 millones se atribuyeron a la cardiopatía isquémica, y 6,7 millones, a los accidentes cerebrovasculares.

En 2012, 6,6 millones de niños murieron antes de cumplir los 5 años; casi todas estas muertes (99%) ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos. Las causas principales fueron prematuridad, asfixia o traumatismo del parto, neumonía, y enfermedades diarreicas. El paludismo siguió siendo una causa destacada de muerte en el África subsahariana, donde le correspondió un 15% de las muertes de menores de 5 años. (Fuente: OMS)

Bueno ya tenemos un caso de ébola en Europa y otro en EE.UU. ahora que está en el primer mundo me atrevo a decir que la vacuna o el tratamiento aparecerá rápidamente. A no ser que el científico que la esté desarrollando sea de la familia de Le Pen, en ese caso “daos por muertos“.

Pero aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, los muros se harán más grandes con el consentimiento de todos.